Profesor Saad Chedid

Profesor Saad Chedid

Director de Editorial Canaán Curriculum Vitae

Uno de los argumentos que se esgrimen constantemente, desde la perspectiva de quienes se sienten desamparados de información por una cultura en la que las comunicaciones juegan un papel principal en la transmisión de las noticias que reflejan los acontecimientos que ocurren en el mundo contemporáneo, es que las agencias de noticias sólo informan lo que los dueños de las mismas quieren. Y que, en general, las noticias que recibimos son tergiversaciones de la realidad. Manipulaciones perversas de los acontecimientos, en las que los culpables aparecen como inocentes y los inocentes como los verdaderos culpables. Y, en el caso de eventos, como crímenes, asesinatos, guerras, terrorismos, tráfico de drogas, en estos las noticias reflejan una realidad totalmente tergiversada en la que los únicos beneficiarios son los dueños del poder.

Como los dueños de esas agencias de noticias, y lo que sigue es una verdad de perogrullo, son grupos alineados ideológicamente con los mandantes de las finanzas, el poder militar, los bancos, el comercio mundial de armamentos, el tráfico de drogas, etcétera, sino ellos mismos, la sensación que queda es la de total impotencia y desolación. El otro argumento es que los pueblos reciben sólo esas informaciones tergiversadas y sus percepciones así como sus interpretaciones y reacciones son, por lo tanto, también tergiversadas. Y, al no tener acceso a otras fuentes, en el imaginario social existe un mundo interpretado totalmente ajeno a la realidad. 

Además, a ello se agrega que los "expertos", contratados por las agencias de noticias, al analizar las obras de los que no están comprometidos con el establishement, tratarán de ridiculizar toda interpretación que desenmascare las versiones oficiales, tal el caso de los atentados a las torres del WTC, y dirán que corresponden a "teorías conspirativas" sin validez alguna.

¿Qué hacer? ¿Cómo lograr modificar esta realidad comunicacional? Desde nuestro punto de vista existe una solución que ha sido asumida por quienes viven incómodos con la situación anteriormente planteada. Solución, por otra parte, sencilla y simple. Difundir lo que se cree la verdadera interpretación de la realidad, de los acontecimientos, que creemos tergiversados y/o mal interpretados y/o interpretados perversamente por quienes hoy tienen el monopolio de las noticias. Y no ceder ante el chantaje que considerará a estas interpretaciones, y sobran los ejemplos, producto o consecuencia de "teorías conspirativas". 

La Editorial Canaán aspira a llenar ese vacío en el área de la publicación de libros y revistas, desde la República Argentina. Editaremos libros de alto nivel académico y de autores reconocidamente antiimperialistas y anticolonialistas, siguiendo el ejemplo de quienes en otras latitudes han asumido la misma actitud. En esos libros habremos de brindar lo que podríamos denominar, parafraseando a autores de nuestro continente, "la otra cara de la conquista", esto es, perspectivas con la mirada de quienes no han sido ni pueden ser comprados por los mandantes de esas mismas agencias internacionales. 

Autores con autoridad moral y cuyas vidas están dedicadas a estudiar los acontecimientos de nuestro tiempo, analizarlos críticamente y ofrecernos sus reflexiones acerca de los mismos. Con las que podremos estar de acuerdo o no, pero sabremos que son pensamientos y reflexiones que sólo buscan encontrar una coincidencia lo más cercana posible a la realidad que explican o relatan. Con el agregado de una sensación clara y precisa de estar leyendo a autores cuyo objetivo fundamental es la búsqueda de la verdad, aunque ésta sea difícil de encontrar y más aún de ser transmitida con la claridad y perfección que exige.

Jueves, 27 Marzo 2014 01:25